ĘĘĘĘĘ La Caja de Mśsica Comentarios
de
conciertos
LA LISTA DE CORREO HISPANO-PARLANTE SOBRE ROCK PROGRESIVO Y SINFîNICOĘ
Volver al ’ndice
Suscripci—n
QuŽ es LCDM?
Discos
Bandas y discograf’as
Conciertos
Festivales
Entrevistas
Letras
Propuestas-opiniones

Pasaron por aqu’ ya
contador
"cajeros"



Ę ROGER HODGSON en Buenos Aires, noviembre 1998

Viernes 27 de noviembre; me preparo para una nueva experiencia musical; me encuentro antes con mis amigos, en especial con mi hermano de vida y companiero de correrias musicales; nos ponemos a tono; oimos algo de musica, comentamos novedades, comenzamos a recordar viejas aventuras. Llegamos al teatro Coliseo; el clima es parecido pero no igual; no es un ambiente "sinfonico"; hay mas mujeres que las habituales, muchas parejas, edades muy variadas; los habia de 20, de 40, de 50; mucha expectativa; mas de la que imaginaba. Entramos; Guillermo Cides desenfunda su Stick y nos muestra lo que sabe; el sonido no es barbaro pero lo que hace lo hace muy pero muy bien; aplausos, entendidos algunos y el de otros que no sabian de que se trataba pero que siguieron la ejecucion con mucha atencion.

Un poco de ruido, palmas y gritos hasta que las luces se apagan; el buen clima rondaba el ambienta; se oye una guitarra y en la oscuridad aparece el largo pelo del veterano Hodgson; primer estruendo; aplausos gritos y un personaje particular que, de inicio, se mostro sorprendido por la aclamacion y dispuesto a brindar todo lo que el sabe sobre el escenario.-

Poco tiempo le demando ponerse a la audiencia en el bolsillo; conmovedor su intento de hablar castellano (leia por fonetica una bastante gastada hoja) y su simpleza; pocas veces he visto tanta sencillez sobre el escenario como la de este hombre. Y si algo le faltaba para generar el clima ideal, era tocar una a una las canciones que todos fuimos a escuchar.-

Y a nadie importo que en el programa se anunciara un guitarrista (Michael Edward Woods) y que el mismo no estuviera; como importaria si tocaba In Jeopardy o the logical song;

Y a nadie importo la notoria ausencia del saxo inigualable de Helliwell (se escirbira asi?) si pudo ejecutar School, pidiendo la participacion del pśblico para reemplazar al piano con un "la la lalalala la la la ";

Y a nadie importo la tambien notoria ausencia de la mas grave voz de Davies en los contrapuntos vocales, si igualmente oimos Breakfast in America, o Hide in your Shell (increiiiiiiiiiiiible);

Y a nadie importo que poco aportara para las segundas voces el bajista, si pudimos oir un tema sorprendente de su proximo disco que crea un clima africano impresionante (tema mejor recibido por los fans progresivos que los que solo recuerdan el aspecto mas pop de Supertramp);

Pasadas cuatro o cinco cancione, un sano descontrol se apodero de la sala; era estar en el living de nuestro hogar, con un Roger que nos preguntaba que queriamos escuchar, y que nunca se hizo rogar; la emocion nos apodero. Nos abrazamos con mi hermano de vida y lloramos, por que era un milagro oir en vivo despues de 25 anios parte de la musica con la que crecimos y que nos unio; y no pude evitar que una lagrima rodara, cuando recordaba como me miraba mi padre, a quien en tan poco tiempo ya tanto extranio, cuando me veia enloquecido cantando aquellos viejos temas de Supertramp.

Se fueron; volvieron por aclamacion; claro, no podia faltar Give a little bit; no tenian ganas de irse, ni ellos ni nosotros; y el viejo Hodgson decidio darnos el golpe final, castigaba las teclas con sus manos para ofrecernos una maravillosa version del que, a mi modesto entender, es el mejor tema de Supertramp: fools overture; jamas hubiera imaginado que alguna vez lo oiria en vivo; la voz sigue inmaculada; la ejecucion fue brillante; concluyo, y decidi irme. La gente pedia mas, pero yo no estaba preparado; creo que no existe mejor manera de cerrar una fiesta musical como esta; cualquier otra cosa que hubiera hecho luego, seria agregar una injustificada post data despues de la palabra fin de un libro de Gabriel Garcia Marquez.-

Sali; noche calurosa; era tarde y me esperaban mi esposa y mis hijos (todos ya dormidos), pero no queria volver; habia vuelto por un rato a otras epocas, hermosas, en las cuales mi vida (y mis preocupaciones) eran otras; abri despacio la puerta de mi hogar; todo era silencio; me di cuenta que ya tengo 35 anios, pero que siempre sere muuuuy joven gracias a la musica. Encendi el walkman, puse "Even in the Quitest Moment" y me sumergi en mi otra realidad.

Gracias Roger.

Disculpen por la extension. Abrazos para todos.-

Ruben Arari

Buenos Aires

Noviembre 1998

En Lima

Me he animado a escribir debido a que anteayer (lunes 14) asisti al concierto de Roger Hodgson aqui en Lima.

Como les repito, soy nuevo y por lo tanto no he podido leer los comentarios de los otros cajeros sobre las actuaciones que pueda haber tenido Hodgson en Argentina y creo que tambien en Chile (o no toco en Chile?).

Para mi el concierto en Lima fue bastante pobre.

Quiero antes hacer una diferenciacion entre dos de las razones por las que asi considero ese concierto.

1- Una de ellas es en base a la deficiente puesta de sonido que tuvo el concierto. Al menos a m’ me pas— que estando en la fila 10 justo al centro del escenario, la voz de Hodgson se o’a totalmente atras del ruido (porque no era otra cosa) producido en forma distorsionada del bajo y de una bater“a electr—nica. Era imposible entender una palabra de lo que dec’a. Sin embargo debo reconocer que mantiene su voz intacta. S’ se pod’a apreciar el timbre de la voz, pero no se entend’a nada.

2- El otro aspecto es la pobreza de musicos e instrumentos. Escuchar el tema "School" sin piano y sin harmonica es aberrante. Para m’ es como escuchar el himno nacional de Perś cantado por unos chinos!!

QuŽ enorme diferencia entre esta pobre banda de Hodgson y Supertramp!!

QuiŽn mierda invent— la bater’a electr—nica y para quŽ, me pueden decir? D—nde est‡ para pegarle!!!!!..... Sin impacto, sin din‡mica, no imprime la fuerza que se necesita en el rock, el sonido de los platillos son una buena cagada. No tiene los colores y tonos que tiene una bater’a tradicional. Dejenla para la musica que hace hoy en d’a Phil Collins pero que no venga con Supertramp.

Ridiculo remedo de lo que hemos podido oir de Supertramp a travez de sus discos. QuŽ pas— con la guitarra electrica?, quŽ paso con la harmonica?, el saxofon’sta tocaba s—lo cuando se despertaba; Durmi— la mayor’a del concierto!!

La gente cant—, delir—, bail— y finalmente sali— emocionada despuŽs de haber oido sus temas favoritos: "Give a little bit", "Breakfast in America" ("..take a jumbo cross the water, like to see America.."). Ya se imaginan el nivel de la audiencia. Perdonaron todo, oyeron lo que siempre han oido de Supertramp, una bonita voz y unos temas muy melodiosos. No conocen m‡s de Supertramp porque no tienen capacidad para oir m‡s. Lamentablemente eso fue lo śnico que nos dej— Hodgson en Lima.

Aparte tengo que decir que Roger H. fue un tipo muy simpatico y muy amable con el pśblico. Creo que se entusiasm— y toc— m‡s de la cuenta. O tal vez tuvo verguenza de cobrar por lo que estaba entregando y su conciencia lo oblig— a regalarnos unos 30 minutos adicionales.

Un saludo a todos y no molestarse los fans de Supertramp a quien siempre admirŽ.

Jorge Alayza

Lima

En Costa Rica

Parece que todos mis colegas del grupo Catarsis cometieron el sacrilegio de perderse este concierto. Aunque sabiamos que no iba a ser un concierto de Supertramp, en realidad todos los asistentes acudimos a escuchar estos temas clasicos de hace 20 anos, y por cierto Roger no nos decepciono.

El lugar del concierto era una antigua plaza de toros mal llamada ahora anfiteatro, pero que tiene la virtud que no produce las distorsiones acusticas que dan los gimnasios, del tal manera que el sonido fue excelente. La asistencia lastimosamente fue muy exigua, unas 1000 personas, lo que permitio por otra parte apreciar en circunstancias muy comodas el espectaculo.

Excelente la apertura por parte de Guillermo Cides. Uno nunca sabe como va a reaccionar el publico, sobre todo cuando sale al escenario un tipo solo y con un aparato que nunca dejara de se extrano como lo es el stick. Pero Cides supo echarse al publico a su bolsa (ahora si: donde se consiguen discos de el?)

Luego vino el momento esperado y tambien salio Roger solo con su guitarra de 12 cuerdas interpretando los temas que abren el "Crisis what crisis?": "Easy does it" y "Sister moonshine". Ello fue suficiente para que comenzaran nuestras experiencias orgasmicas, aunque para que el publico mas despitasdo entendiera de que se trataba, luego interpreto "Breakfast in America".

Concuerdo con la impresion de otros cajeros acerca de que se extrana la abundante instrumentacion a que nos tenia acostumbrado Supertramp, de hecho, tengo un video de ellos en concierto en Munich y hay momentos en que estan sonando 4 teclados. En fin, la presentacion debia de asumirse como una especie de "unplugged", y al final la gran presencia de Roger y su exquisita voz hacen olvidar cualquier falta de instrumentacion, hecho que es evidente en la interpretacion de "School", que igual nos envio por los cielos.

Luego de presentar algunos de sus temas solistas, muy buenos por cierto, y de las obligadas interpetaciones de sus temas mas comerciales "The logical song" e "It's raining again", hacia el cierre vino "Dreamer", el cual definitivamente fue el favorito del publico.

Para el "encore" era obvio que vendria "Give me a little bit", con el cual ya la gente deliraba, y para mi sorpresa y agrado cerro con "Fool's overture", mi favorito, algo totalmente inesperado porque no tenia una expectativa tan grande del concierto.

En resumen: un conciertazo. Como con los buenos vinos, no importa ver hasta ahora a estos clasicos, pues con los anios han seguido mejorando.

Federico Mata

Costa Rica

LCDM creada en 1997. ©JosŽ Manuel I–esta. Alojada en el Depto. de Lenguajes y Sistemas Inform‡ticos de la Universidad de Alicante, Espa–a.

Ř