Martes, 31 de marzo de 1998 EL MUNDO periodico


El argentino Guillermo Cides estrena en EspaĖa su música con «stick»

Presenta en Suristán su primer disco con este instrumento de 10 cuerdas

ROSA M. TRISTAN

MADRID.-El día que Guillermo Cides descubrió un stick en una tienda de Buenos Aires, encontró el lenguaje musical que buscaba desde hacía tiempo. Una guitarra y un bajo en un solo mástil; 10 cuerdas en las que se requieren todos los dedos para que las notas «digan palabras», como explicaba ayer el músico.

Esta noche, en la sala Suristán, presenta en EspaĖa su disco El mundo interior de los planetas, en el que recoge algunas de las piezas que ha compuesto para un instrumento que, siendo dos, según Cides, no recuerda a nada escuchado con anterioridad.

El argentino, que tuvo que aprender por intuición cómo sonaba un stick, dado que en su país nadie sabía tocarlo, es uno de los pocos capaces de hacer un concierto basado en este sonido sin historia: «Menos mal que me lo vendieron afinado. Como no recordaba nada parecido empecé a tocar lo que quería y así nació mi música. Luego me costó convencer a los productores y ahora, en mi país, ya tengo un segundo disco en el mercado».

De él ha dicho Emmett Chapman, el inventor del stick, que «ha logrado crear el ideal de performance» que tuvo en la mente cuando lo diseĖó. Aún hoy, Chapman los fabrica manualmente y puede saber la cifra exacta de stickistas que hay en el mundo. «Serán unos 10.000, aunque no todos lo tocan y muchos lo compaginan con otros instrumentos», explica Cides.

Desde que inició su carrera ha sido invitado a los conciertos de Emerson Lake and Palmer, de Amnistía Internacional y de la John Wetton Band, entre otros.

También ha creado una escuela de stick en Argentina y, junto con Chapman, está pensando en la posibilidad de abrir otro centro en EspaĖa. «Tengo claro que el stick se sostiene solo porque presento también una propuesta personal, me ha permitido averiguar quién era y dónde estaba mi objetivo», concluye el artista.

GUILLERMO CIDES. Suristán (C/ Cruz, 7). A las 22.30 horas.


ņ Recomendaría
este artículo?

Copia para
IMPRIMIR