Haga Click Aquí para volver a los titulares
Guillermo Cides, stickista y artista emprendedor
"La música está tomando el cariz del teatro"
 

Haga click aquí para ver la foto ampliada

Guillermo Del Zotto / EL POPULAR

"Nunca me fui definitivamente". Casi parafraseando al tango, Guillermo Cides se recuesta en un sillón del bar La Gaviota y habla brevemente de irse o no irse a España. Luego se concentrará en responder básicamente de música y de la maravilla que produce tocar un instrumento prácticamente descubierto por él al mundo: el stick.

En su corto paso por Olavarría, después de dos años, el músico estuvo dispuesto a charlar largamente de su rica experiencia artística y, sin proponérselo, fue dejando caer respuestas como para que sus palabras amistosas se convirtiesen en una nota.

Desde hace seis años vive en Europa. Estuvo en Holanda y ahora parece haberse anclado definitivamente en Barcelona. Retomando el tema de la crisis y del exilio, usa "sin soberbia" una frase de Charly (García), quien dice que "los músicos (los artistas) tenemos otra oportunidad de ver". Y más de Cides es la frase "nosotros sufrimos por todo esto, pero tenemos la opción un poco de ser como las hormigas: vemos venir el agua y hacemos una pelota para que flote".

Con acierto dice también que la crisis cultural en el país comenzó muchos años antes. Y a continuación uno se puede enterar de todos los proyectos que en seis años aquí hubieran sido imposibles.

De su carrera menciona que "después del tributo a Bach -hace un par de años- no me preocupé más por grabar discos. La crisis discográfica de los últimos años me ha quitado la necesidad de hacerlo. Se inauguró una etapa 'antidisco' ".

-¿Cómo ves como artista esta era en la que los músicos deben buscar una alternativa de expresión que no es precisamente grabar un disco?

-Cuando vi toda mi discografía en Internet, al principio me resultó molesto. Pero después, si lo ves bien, es fantástico que haya un "des-control" en el negocio discográfico y que ese control lo hayan tomado las personas. Desde ese punto de vista, y como usuario, me parece fantástico. Hay que convivir con lo inevitable: hoy tenés que contactarte con tu público por Internet.

-Otro hecho significativo es que se hacen mucho más relevantes las actuaciones en vivo... Un poco como regresar al principio de la música, que como dice Oscar Alem "sucede cuando sucede".

-Exacto. La música está tomando el cariz del teatro, lo cual es muy interesante. En una obra de teatro nunca te podés basar, no la podés ver en un DVD. Me parece interesante que se vuelva ahí, que la música sea efímera: existe durante un concierto y luego desaparece.

-¿Cuál sello que le imprimiste con el stick a ese jugarse por las actuaciones en vivo?

-Desde mis conciertos solistas surgió el Stick Ensamble Proyect, un conjunto de grupos y solistas que toca alrededor de un público desde diferentes escenarios. Como un ping pong que obliga al público a girar sus sillas para ver de dónde viene el próximo sonido.

-¿Qué otros proyectos paralelos llevás adelante?

-La segunda postura fue la del Stick Trío, con dos grandes músicos que son Jim Lampi de Londres y Ron Baggerman de Holanda. Surgió como una reunión de tres "viejos" stickistas. También monté en España el Stick Center, desde donde armamos seminarios con los mejores instructores que puede haber.

-Se nota que vivir en España y estar al lado del stick son cosas a las que ya no renunciás más...

-Cuando llegué a España trabajé con la premisa de "si no está lo que querés, tenés que hacerlo". En los seminarios siempre viene mucha gente, que es en junio durante el verano europeo. Son talleres práctico-vacacionales en un campo y durante la noche hay conciertos en los bares de la ciudad. No es una escuela metódica, eso lo hace interesante.

-También estás tocando en una banda como invitado...

-Bueno, además está Oxygene 8, que es una banda formada por músicos reconocidos. Ellos grabaron un disco y ahora salimos a tocar ya que participo como invitado, aunque me siento un poco parte de la banda. Básicamente es un grupo de rock que tiene además como instrumentistas a dos stickistas.

Y, cuando no hago ninguna de todas estas cosas, están mis conciertos solistas...

-Y, además de la música, tiempo para escribir...

-Es otra de las cosas que me han tenido ocupado: hacer un libro. Está prácticamente terminado y es un libro que habla de mi historia con la música, no pretende ser un texto técnico. Habla de la experiencia de un músico con un instrumento llamado stick en un mercado, en una situación especial. De cómo es la relación con el público. Es un libro muy personal y no enseñará a tocar el stick. Puntos de vista, en realidad...

-¿El libro responde a una necesidad tuya personal o a un vacío editorial sobre el tema?

-Responde a la necesidad de que no existía un libro de un stickista por lo menos desde este punto de vista, hay muchos técnicos, eso sí. Yo quería apuntar a un público que no necesariamente toque el stick, sea músico o no.

***

Guillermo Cides tiene pensado volver a la Argentina en marzo. Podría ser de la mano nada menos que de Jethro Tull. Y visitará Olavarría para concretar un concierto. Mientras tanto su historia puede ser seguida en www.stickcenter.com.

Haga Click Aquí para volver a los titulares

El Popular SAIC | Todos los derechos reservados (c) 2002