Rock.com.ar

Botonera
Búsqueda libre







Viernes 06/08/04





05.08.2004.-
Noticias

Contra viento y marea

Guillermo Cides es un referente mundial del stick, un instrumento tan exótico como complejo.



Hace cinco aĖos que es un "exiliado artístico" en Barcelona. Guillermo Cides nació en Olavaria hace 37 aĖos y a los veinticino conoció el instrumento del cual se volvió referente mundial.

El stick es un instrumento de cuerdas inventado por el estadounidense Eric Chapman en 1970. Se trata de un diapasón con ocho, diez o doce cuerdas (el más común es el de diez) y se toca aplicando la técnica de tapping, es decir presionando las cuerdas que están agrupadas de a dos. Cuando un músico toca el stick tiene que pensar las líneas de bajo y guitarra a la vez. El instrumento fue popularizado por Tony Levin (bajista de King Crimson y Peter Gabriel). En Argentina lo usaron algunos músicos como Flavio Cianciarullo y Zeta Bossio, pero como una excentricidad de estudio. Cides fue más allá y entre otras cosas se obsesionó con el instrumento, autodidácticamente aprendió a usarlo, grabó tres discos, abrió en el Gran Rex para Jethro Tull y fundó una escuela de stickistas.

ņRecordás que te pasó la primera vez que viste un stick?

Guillermo Cides: Si, la primera vez que vi un stick fue una sensación muy extraĖa. Las cuerdas estaban al revés y no tenía ni idea de como hacer para que sonaran. Debo decir que cuando pude conseguir este instrumento y me lo llevé a casa sabía lo mismo que ese primer día! Así fue que comencé a estudiar por mí mismo, estuve casi un aĖo encerrado en mi casa aprendiendo poco a poco como hacerlo sonar, descubriendo acordes, inventando melodías y preparando canciones. Al cabo de un aĖo ofrecí mi primer concierto de stick -también era la primera vez que se ofrecía una concierto de esta naturaleza en Argentina- en un bar de la avenida Corrientes de Buenos Aires, llamado Nativo. Fue un concierto para amigos, que vinieron porque los llamé y les dije: "ven a este concierto porque vas a ver algo que nunca viste!". Fue realmente un concierto histórico. Después comencé a ofrecer mas conciertos de stick, siendo el más recordado de aquel inicio en el Complejo La Plaza.

ņPodrías comentarnos sobre los músicos con los cuales tocás? ņQuiénes son, dónde tocan, cómo los conociste?

GC: Actualmente llevo adelante cuatro Stick Projects: The Stick Trío, junto al holandés Ron Baggerman y el ingles Jim Lampi. Los tres somos experimentados sickistas, con muchos escenarios recorridos y álbumes grabados. Nos juntamos para ver que salía de esa reunión y lo que salió es muy curioso, mezcla de jazz, funk y otras yerbas. También trabajo con The Stick Folk; una reunión de instrumentos extraĖos como la Viola de Roda, una especie de violín con una rueda y una manivela, acordeón, tiorba, stick y batería. The Stick Ensamble Project, es una reunión de diferentes músicos y bandas que tocamos alrededor del público, en forma de círculo. Es una idea que invente en Buenos Aires y que llevé a EspaĖa. El público tiene que girar su silla dependiendo de donde viene la música! El cuarto espectáculo es mi propio concierto solista, ya depurado desde aquél primer concierto en Argentina, donde muestro las canciones de mis discos y las inéditas.

ņTenés contacto con músicos olavarrienses?

GC: Me escribo con varios músicos de Olavarria. Hay muchos y muy buenos, comenzando por mi entraĖable amigo Sergio Pettaco, y pasando por Andres Beuswaert, Ramiro Nasello, Rolfi Calahorrano y recientemente lo de Sebastian Verea con su banda Epiq, un muy buen descubrimiento.

ņTenés nostalgia por lo que pasa a este lado del Atlántico?

GC: Mis nostalgias desde EspaĖa hacia Argentina se canalizan a través de la música. Vivo la realidad argentina como un exiliado artístico obligado y esa también es una realidad argentina. Miles de artistas -y de no artistas- hemos tenido que buscar alternativas en otros lugares para poder crecer en nuestro campo. Hay algunos políticos que creen que obligatoriamente tenés que ser "carne de caĖón" de sus pruebas. Yo decidí, junto a miles de personas, colaborar con mi país de otra manera. EspaĖa, entre otros países, ha visto enriquecida su cultura con la venida de cineastas, actores, músicos, escritores y todo tipo de personaje cultural que camina por estas calles.

ņQué representa para vos la Era K?

GC: La única era que reconozco, es la era de la espiritualización de este mundo. No soy tan místico como esta frase, pero creo que después de la revolución industria, y luego la digital, parece vislumbrarse una necesidad en el campo de lo metafísico. El hambre del alma, por decirlo de alguna manera.

Retomar las composiciones de Bach y adaptarlas al stick debe de haberte llevado mucho trabajo ņQué clase de música pensás que haría Bach si hubiera nacido en esta época?

GC: Sin saber música, grabé cada una de las notas de Bach en un disco homenaje llamado "The Bach Tribute". Bach murió ignorado por sus contemporáneos y dejo a su partida 20 hijos y grandes obras. El concepto del arte ha cambiado desde entonces. Aquellos días y aquellos músicos estaban entregados a su arte; me refiero cada día, cada hora. Lo más parecido a esta actitud la encontrás en este siglo en artistas como Salvador Dalí y algunos escritores.

De todas maneras hay algo que encuentro de común en todas las épocas y es una actitud contestataria en ese tipo de artistas, cuando existen. Contrariamente, es muy fácil hoy encontrar a músicos que nunca se juegan con sus opiniones y acciones. Conocí muchos de ellos en Buenos Aires y después supe que había otros tanto en el mundo. Por eso me gustan los punk más allá de las ideologías; me cae bien quién se anime a decir lo que sea sin importar las consecuencias sobre su arte. Me refiero a ser menos "negociante" y más intempestivo. El resultado puede ayudar a tu arte sólo sí lo dejas.

Al respecto, siempre me llamaron la atención los músicos que tocaban con tal o cual famoso: no me importa mucho si alguien decide romper un amplificador en el escenario o tirarse por una ventana a una piscina. Realmente no es interesante. Lo que me interesa es saber los motivos de los músicos que forman parte de esa situación, qué piensan ellos de su propia música o hasta qué punto la valoran y hasta qué punto se disponen a jugar al juego del otro sólo por un poco de popularidad. Me interesan éstas cuestiones porque en esas respuestas están las respuestas de millones de músicos. Con este planteamiento, comencé a formar parte de un sector de artistas -hay más de los que uno se puede imaginar- que "no quieren tocar con X", llámese X al músico más famoso del momento.

Volviendo a Bach, solo puedo recomendar que escuchen sus obras, encontrarán allí el rock'n'roll, las canciones que pasan en el Top 40, y una cantidad infinitas de ideas. Cuando lo escuchás, ves de dónde salió gran parte de la música contemporánea.

En tu primer disco agradecés a tu familia "porque me apoyaron siempre en silencio". Es la dedicatoria que más me intrigó en mi vida y quiero sacarme una duda: nunca entendí si fue por el apoyo sincero o por algo tipo "bueno-seguí-tocando-eso-que-te-gusta-pero-me-parece-que-así-no-vas-a-conseguir-trabajo".

GC: Jaja! Buena pregunta... En mi caso personal, mi familia siempre me apoyó silenciosamente. Esto significa sin poner impedimentos a que las aguas busquen su camino para llegar al mar. Después de estudiar tres aĖos de medicina y dejar la carrera para dedicarme a la música, imagino que no es la mejor noticia que podés darle a tu madre un lunes a las 4 de la tarde. Pero siempre me tomé la música muy en serio. Es decir, al principio mis amigos me miraban y decían "tiene un hobby". Luego todos crecimos y yo seguía con lo mío, incluso cuando estudiaba medicina y para muchos pasé a ser "un hippie". Finalmente, cuando comencé a aparecer en los periódicos, fui un "profesional". Y me decían "claro, vos hiciste lo que querías...", y yo siempre respondía "ņy vos no?". Sé que es difícil hacer realidad lo que uno desea, pero si no te sueltas de donde estás asegurado, nunca podrás saber si hay algo mas allá.

ņIncorporaste técnicas de piano a medida que ibas ganando destreza e independencia en las manos para tocar el stick? ņCómo te manejás para controlar el swing?

GC: Supongo que de alguna manera toco una técnica parecida al piano; esto es dos manos sobre el diapasón y cada una de ellas tocando algo distinto. Al igual que un pianista, es necesario usar "dos cabezas" simultáneamente. De todas maneras -los pianistas lo saben- esa separación en realidad está muy estrechamente ligada, como dos hermanos gemelos. Una mano tiende a seguir a la otra, y es un duro trabajo hacer que cada mano "piense" por sí misma. De todas maneras, una vez que esto comienza, las manos tienen su vida propia. El swing no debiera ser controlado, más bien debiera ser dejado libre para juegue con sus hermanas, las manos. Toda una familia junta!

Siendo que prácticas un estilo relacionado a la "world music", se observa una conexión con el estilo de Stanley Jordan ņrevisás las fuentes del jazz para retomar sonidos o melodías?

GC: La verdad es que el otro día escuche por la radio un concierto de Jordan y fue la primera vez que escuche un show completo de él. Sinceramente, la única revisión que hago con el jazz es a través de mis amigos jazzeros que me guían todo el tiempo. Para ellos y para mí, es un pasatiempo divertido ver "cómo se podría hacer esto en el stick". Todo el tiempo traspaso cosas de otros instrumentos y eso te ofrece una visión distinta no de sonidos, pero sí de "actitud melódica".

ņA cuales considerás como los límites de tu instrumento?

GC: A mí mismo. Tengo un montón de límites aun que superar!


Más info en www.stickcenter.com



Volver arriba


Enciclopedia: #  A  B  C  D  E  F  G  H  I  J  K  L  M  N  O  P  Q  R  S  T  U  V  W  X  Y  Z